HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy no recuerdo mis sueños. Es de noche. Busco las palabras. Tengo una especie de angustia, una inquietud del verbo sobre el hueco.  Tengo que sacar algunas cosas que se construyeron en lo inefable. Es necesario que armonice dos mundos que parecen incompatibles. La presencia de la idea de la locura, me molesta.  Es algo que vino como un espejo en el trato con la gente. No es algo que viva en mi introspección. Y he de borrarla del todo. Yo soy lo que soy, respecto a vete a saber qué grieta, y no una cultura. He de adentrarme en todos mis sentires, vivirlos y liberarlos. Si en mi naturaleza hay una comunicación con el bosque, con las sombras, con los muertos, a través de visiones y de una Babel que agarra a mi Fauno en un código onírico, yo sólo puedo ir mucho más adentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario