HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hay algo escondido en mi tripa que tiene un duelo a muerte con Yoseba que quiere entregarle. Pero en mi tripa también hay un mono que quiere ir a cazar estrellas con él hasta que nos lleve la luna. En mi tripa hay lombrices, sapos, unicornios, mezcal, guadañas y maíz, velorios muy tristes y velorios de acróbatas de peyote bailando con la muerte el renacer de los mares. En mi tripa hay mariposas y escafandras y anémonas y desguaces y chatarrerías y bares que no cierran y animales hambrientos, y asesinos y filántropos y erizos y nubes y crepúsculos y ahogados. Por eso yo no sé bien qué hacer. Me pregunto dónde está mi alma. Me pregunto qué dice mi corazón. Pero mi corazón es un loco que todo lo que aprendió lo aprendió de los perros, de los caballos, de los escarabajos, de los cangrejos, peces y aves. Mi corazón sabe y no sabe. Depende qué música suene. Depende qué vino haya en mi vaso. Si están cerca los cuervos o los venados. Si drácula está dormido. Si cacarean las gallinas el aurora. Yo sé que sólo soy un sueño. Yo sé que mi vida es un cuento. Pero lo que sé también lo olvido si mi actriz se vistió a carne y yunque. Yo vuelo por ahí como un pergamino de dinosaurio y de rana. Sólo conozco la poesía para no ahogarme, para no quedarme en la pared de mi yo. 
Si yo hubiera podido quedarme en ese jardin con los trasgos y esas hechiceras lechuzas que me daban todo lo que necesitaba, me hubiera quedado. Tan feliz, de ver al fauno que me soñaba mi cuerpo, de ver a mi cuerpo que me soñaba el sueño del fauno, de ver al Bosque, que me tragaba, para saber al bosque en lo más profundo de mí, donde yo acababa y sólo era el Bosque.
Pero tuve que volver y caerme de la rama. Ellos se pusieron muy contentos porque pensaron que ya me había salvado de la bruja de la locura, la vieja Madre.... Pero yo sólo soy su hija, su amante, su hermana loba. Sólo soy feliz entre sus brazos. Sólo soy feliz cantando el canto que ella me enseña. Y ahora vuelvo a insistir con mi tez de ñú, con mi cuerno de rinoceronte, con mis plumas de buho y mis patas de rata, con mi gallo rojo, con el Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario