HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy hace frío. Todavía hay nieve en las cumbres. Ya han nacido flores salvajes. Ya hay abejorros y han venido las aves peregrinas. Mi corazón atraviesa una muerte y un nacimiento, desde el mismo árbol. Yo a veces muevo las fichas desde el pozo y a veces desde la selva. La mariposa se ha prometido a mi hueso. Yo me he prometido al bosque. El exterior social es el campo de batalla. La naturaleza es la verdad. La naturaleza es el espejo donde no puedo esconderme. Es la que me enseña a hablar y me da secretos, si yo respeto su poder, si yo hago lo que ella me pide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario