HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy soñé también un extraño viaje, yo iba con Yoseba en su coche, íbamos los dos desnudos, paramos a preguntar a la gente que había en la puerta del bar, algo relacionado con nuestro camino. Pusieron cara rara al vernos desnudos. Y eso se volvió divertido y excitante. Luego llegamos a un monte. Y no sé qué pasó. Algo donde intervenían muchas ecuaciones, una odisea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario