HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me despierto. Tuve una pesadilla. Anoche estuve muy agitada por una extraña regresión que me causó todavía dolor. Y es algo que tengo que ir hablando con la naturaleza. Ahora busco las palabras. La sensación de anoche era muy desarraigada. Y creo que es la que provocó la pesadilla. Tengo la sensación de que empiezo sobre las cenizas. La montaña está muy hermosa, yo he estado muy lejos de la belleza. Ayer se despertó algo muy antiguo y lo hizo de una forma muy violenta. Algo que tengo que trabajar en la intimidad de la naturaleza. Todavía no me atrevo a escribir sobre ello. Creo que es importante volver a llegar a esa herida. Durante estos días se han abierto todas las heridas que alguna vez tuve. Yo debo sanarlas. Recordar también las transformaciones. Mutar hacia el bosque. Y tratar también de acabar de una vez con el sufrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario