HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ahora estoy mundana, deslizante. Siento más ganas de vivir y se expresionan entre las grietas de los chopos. He sentido poemas que aún no he escrito. Hoy estoy más leve. Siento la primavera pero todavía esconde sus patas. Él vendrá pronto.  Sueño noches estrelladas, hogueras en el monte, dormir debajo de la luna. Nadar otra vez en los ríos. Encontrar secretos de la naturaleza, meternos por sendas de jabalí, respirar los bosques desde dentro. Sin que él y yo, seamos nada. Sin que haya prejuicios de amor ni de deseo entre nosotros. Sernos el chi lo sa. Sin desengaños, porque sólo viento de nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario