HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Amo embriagarme con su ebriedad. Amo enloquecerme en su locura. Amor ser paria en su exilio. Cuando él está dispuesto a morir y a no dejar ni un timbre, ni un colchón, ni una palabra, lo deseo todas las vidas y todas las muertes. Cuando él está dispuesto a ser un idiota, un suicida, un loco, la bancarrota, la perdición, el fuego y la luna, yo le entrego todos mis huesos, toda mi alma. Cuando él quiere perderlo todo en mi bajo fondo. Yo soy la más puta de las putas. La más dadora. Bar que no cierra. Alfombra mágica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario