HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Él me ha respondido "me parece bien, yo también estoy hasta los huevos de que te pilles borracheras y pague yo las consecuencias, tenía que dolerte a ti lo que me duele a mí la muñeca" Yo le he dicho "los borrachos sacan afuera el corazón, y cuando el corazón anda jodido se curcia la noche y explota, por eso mejor dejarlo ahí explotado de luna y a correr" Me ha dicho "ok".
Si había alguna posibilidad de arreglarlo se ha ido al garete.  Él es un orgulloso y arrogante. Pero yo conozco también los barrios bajos. Nuestra historia acabó muy hermosamente. Con moratones en el corazón y en el cuerpo. Al menos anoche le pegué. Y eso me deja mucho más tranquila y serena para afrontar la poesía que vendrá. Yo le quiero. Y me duele. Pero así es el blues.

No hay comentarios:

Publicar un comentario