HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Le dije a mi viejo, ostia pues Yoseba tiene ahora mucho trabajo pero si viene el martes, lo pierde. Y él me dijo, Yoseba como tú no se hace ningún problema, aquí teniendo la cerveza está arreglao. Mi viejo en su pasado, vivió mucho más en bares que en casas, más por la noche que por el día, con marineros y contrabandistas, con presidiarios y locos románticos, exiliados, hippies, yonquis, vagabundos, obreros y santos, delincuentes, apátridas, anarquistas, gente de todos los colores y vinos, viajando de país en país al carpe diem y a la vida. Muchas veces me dice, Mareva no me cuentes cuentos que me los sé todos y también los he contado todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario