HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Lo he oido muchas veces.
Que si me peine. Que si me engalane el barriobajo de la muerte.
Que si haga como que va conmigo la cosa.
Que si levante la voz, las pulgas, el fango y juegue en los mercados a sacar adelante mi producto.
Que si saque la mierda de mi casa.
Que si no mire la del vecino.
Que si trate de venderla, como un don.
Que si no me eche otro trago, que si apague el cigarro, que si ande recta, que si el aro y el desayuno de hacienda, que si baje la voz, que si no meé ahí, que si me ponga la ropa, que si me suba las bragas, que si conjugue mejor el diccionario y el tiempo, que si haga algo con las horas y con mi vida, que si sea productiva, contribuyente, que si vaya a ir algún sitio, que si guarde para mañana, que si conozca el réquiem a la hora del réquiem, que si el guardar del luto y de las maneras, que si de rodillas, que si el sentido común, que si soy demasiado neurótica, demasiado perruna, demasiado nadie para tanto humo. Que la soledad no es buena. Que si mis malas compañías. Que si hay una ley. Que si el mundo es como es. Que si siempre habrá pobres mientras nos matemos a los ricos. Que si la muerte se despacha con los hedonistas. Que si la enfermedad y las farmacéuticas, que si tu hipocondría es capitalista, que si tus muertos son 2000 euros para las funerarias S.A. Que si sólo pago los impuestos con whisky. Que si soy una parásita. Una pandemia. Un error de cálculo. Que si mi casa es un burdel y una orgía de gatos y ratas. Que si no me encuentro la naríz. Que si el amor ya no es matrimonio, ni de fiar. Que si me arde la vida. Que si que os den a todos por el culo y el beso negro os devuelva a Venus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario