HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me ha dicho que van a venir colegas suyos a la hoguera. Y vete a saber lo que puede pasar. A mí a veces me da la rebelión de Diógenes y me gusta dejar en muy mal lugar al lugar y escopetearme en los brazos del esperpento, sobretodo si es que hay una presión de sirena que me quiere televisar como un alguien.  Si Yoseba se pone en plan represivo con que no diga anacolutos, ni antigramaticades, ni neandertalidades, ni lo deje mal. Yo entonces lo hago ebriamente hasta despertarme encima de un Mamut. Es un método de defensa de mi insconciente que aprendí en los manicomios y en las tascas del exibicionismo. Y no lo sé evitar. Si ese día Yoseba, no me quiere libre y me mira como mira la policía, yo sacaré irremediable a mi rata dadá, a mi canción, a mi hoguera. Y me llevará Marte. Si ese día Yoseba no me ama bien, yo me haré pólvora grotesca y agresiva, pirata y arrogante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario