HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Soñaba algo sobre Yoseba. Era un poema que daba motivos al marcharme. Hace un día hermoso. Busco las palabras, todavía tengo un nudo de angustia en la tripa. Los finales siempre dejan una herida. Las heridas son también semillas de olas y de viajes, de nuevos poemas. Pero tardan un tiempo en cantar. Ayer le dije a mi viejo que había roto con Yoseba, él me dijo que eso no pasa nada, que amaré otras cien veces y otras cien se joderá el amor. Le dije que se había enfadado porque le hice un esguince y que un esguince no es motivo para enfadarse. Él me dijo bromeando que tenía toda la razón que si acaso le hubiera hecho una ruptura o le hubieran tenido que dar puntos, todavía. Luego me recordó una historia muy divertida que yo le conté una vez, sobre un chico que pegó unas ostias al director del psiquiátrico, ese chico me dijo "es que fue un malentendido, yo no lo entendí bien, sino lo hubiera pegado"  Mi viejo se lo contó a mi vieja. Y mi vieja me llamó tropecientas veces, yo le decía que me dejara tranquila, que estoy perfectamente, que no necesito el teléfono de la esperanza y que ya me está mareando mucho. Pero ella se puso muy triste y pensó que yo estaba jodida.

Ayer le dije a Yos. entre otras cosas que si ya no me quiere mejor que pase de largo por aquí, que "estoy hasta las tetas de poetas de bragueta y revolcón".
Él me dio la razón. Y ahí se acabó todo. 
Él no quiso más canciones. Y el camino se extremizó hacia el final.

Ahora necesito pasar el duelo. Los duelos con poesía son mucho más dulces y creativos. Además a mí me sienta bien el canto del naufragio. Mi escritura siempre estuvo sostenida por agujeros. Mi vida siempre cantó sobre las ruinas. Lo dramático tuvo un caracter de hachís y de blues. 
Él y yo, estábamos navegando sobre el alcoholismo y la perdición. Era necesario que esto explotara. Algo en mí no dejaba de sangrar. Y a veces es mejor meterse a navajazos un chute más extremo y forzar la poesía hacia el humus. Que duela todo a un golpe. Que el axioma llegue a su jazz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario