HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Tengo ya que ir haciendo cosas. Limpiando un poco la casa. Preparando la habitación por si se quedan los colegas de Yos. Él me dijo que llegarían al mediodía.  Yo quería que acampáramos en la hoguera, debajo de las estrellas, entre las zarpas de los animales nocturnos y de los hilos de ayahuaska, luna y rechingada del mundo. Pero no han querido. Yos un día que me puse una ropa de pastora... me dijo, eres igual que María la Portuguesa. Yo le dije "y fado porque una noche de vino verde y calor me enredaste y me trastornaste el corazón"

No hay comentarios:

Publicar un comentario