HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ayer no escribí porque estuvimos de viajes y médicos porque se cayó la tía de Yos. Todavía estoy medio dormida. Soñaba algo surrealista pero me despertaron y no tuve tiempo de asimilarlo en el recuerdo. Hay mucha niebla. Ayer en la noche también me dio la náusea de las luces, pero me duró mucho menos tiempo, cada vez convivo con ella de forma menos extraña, suele darme en la noche, así que creo que es un cúmulo de cansancio, cierto estrés, haber vivido agitaciones. Como he aprendido a hablar de ella, ya no me siento del todo un alienígena cuando me ocurre. Aunque me obliga a mantenerme ausente y distante, y dormir pronto. Ayer me dio cuando estaba con mi viejo, le dije que era como un flash back de la locura o que igual eran los efectos secundarios de las pastillas, él me dijo, más bien serán los del estramonio.  Estuvimos toda la tarde en la ciudad acompañando a la tía de Yos en el hospital y cuidando de su perrita. Luego me traje su perrita a casa. Y fue algo de lío con el Kavka, porque el Kavka es bruto y la asustaba.

Ahora busco las palabras. Todavía estoy algo ausente. Deconstruida por mapas de grava y goteo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario