Ardidos

Estoy muy inquieta. Me cuesta escribir. Me cuesta habitar éste espacio. Por dentro tengo un grito de fuego. Un ansia de libertad, de moverme, de compartir, de entregarme a la luna. Y algo me tirita explotado en el borde de mi cuerpo. No quiero hoy escribir. No siento la sintonía ni el deseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario