HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Estoy muy inquieta. Me cuesta escribir. Me cuesta habitar éste espacio. Por dentro tengo un grito de fuego. Un ansia de libertad, de moverme, de compartir, de entregarme a la luna. Y algo me tirita explotado en el borde de mi cuerpo. No quiero hoy escribir. No siento la sintonía ni el deseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario