HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Todo está cubierto de niebla. Hoy es un día tembloroso y extraño. También estoy contenta porque ha habido un reencuentro con una vieja amiga. Algo que alguna vez se rompió con machetes en mis sentimientos. Y el volver a abrir una ventana, me quita los cristales, la rabia, me da esperanza en la humanidad y en los sueños de Léolo.
Ayer se lo comenté a Yos. y luego le dije, ¿a qué son muy bellos los conflictos porque así podemos comprendernos y querernos mejor?. Él me dijo que para él no. Yo le dije que sí que es mucho mejor los amigos que siguen siéndolo a las malas. Que yo quería ser siempre su amiga, aunque como amantes seamos opio vagabundo, que hemos tenido muy bellos momentos juntos....él no sé que dijo y luego dijo que él tenía muy pocos amigos porque hay tonterías que no le aguanta a nadie.  Yo luego le expliqué algo íntimo de mi sensibilidad vs el sentimiento de mi franquestein y que cuando me explotan a veces hago cosas raras. Le dije que tenía dentro un bicho desarragaido, inamado, mezclado con una hipersensibilidad y el fuego, y que por eso a veces me explota. Él dijo, ya. Y se largó. Le dije, ves, te confieso mis sentires y te largas, eso es lo que me pone triste. Y me dijo, es que cuando te pones, soy una alienígena en un mundo descarriado.... Le dije, porque la vida es muy perra, por eso hay que salvar el fuego, la risa, el mar. Y me dijo, eso sí.

A mí ésta conversación me puso muy suspicaz y triste. Porque sentí que él había puesto un muro que yo no podría cruzar. Mi corazón es demasiado indigente y conoce muy hondo ya el naufragio. Se va con los perros sin dueño. Acepta todas las muertes.

Estoy en mi ciclo de luna y me borbotea más profundo ciertos pliegues del sentir. Creo que él está verdaderamente enfadado. Él es alguien violento, sanguíneo, y va siempre a fuego de su orgullo. Y creo que esa noche yo jugué precisamente a mordérselo hasta el hueso, además delante de sus colegas. Y eso él no lo perdona.

Como yo ayer le confesé sentimientos y quise quererle. Y él respondió con distancia y con la duda de mandarlo todo a tomar por el culo. Adentro mío la loba, me llamó hacia la retirada.  Y empecé a llenarme de angustia de pólvora. De que hoy cuando viniera manteniera mi equilibrio cerca de la espada. Que seguramente él no se quedará en mi casa y como va a estar su primo, me verá sólo cinco minutos, se irá, dejará el frío y crecerá. Y que yo debo poblar la tierra de la ruptura para salvar mi alma. Para no hacer lo mismo que hice en ciertas rupturas donde me devoraron las estrellas. Que debo dejar explotado en el suelo, la brasa que mejor alimente a la poesía que vendrá. Que debe quedar una tumba muy bonita. No una que nos arranque uno a uno los huesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario