HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Estoy convencida de que algunas criaturas de mi ensueño, son seres de otra dimensión cósmica. Y creo que sería mejor que fuera escéptica. Cuando se está dentro del ensueño hay un tipo de lógica y modo de hacer y de moverse, que no tiene nada qué ver con la realidad ordinaria. Aunque el cuerpo es como si supiera lo que tiene qué hacer, como si ya se conociera ese mundo y entendiera sus paradojas y surrealismos y sus leyes. El ensueño, es un sueño activo y creativo, es un sueño en el que tú estás despierta y consciente de estar soñando, tú intervienes en la atmósfera en parte, pero no totalmente, porque también aparecen criaturas y atmósferas a las que tú llegas como a lo desconocido, como a un mundo ya construido por vete a saber qué que tiene su propio presente y movimiento y pueden pasar miles de cosas..... Cada lugar del ensueño, tiene un mensaje muy valioso que recoger. Pero no es tan fácil comprender cuál es.  Tal vez algunas de las criaturas que aparecen en mi ensueño, son sólo criaturas fantasmagóricas de lo onírico, recreaciones de una historia onírica y cubista, y no tienen conciencia ni vida propia. Por alguna razón cuando estoy en el ensueño, creo que las personas que aparecen tienen vida. Hoy por ejemplo me quedé con la sensación de que estuve en el mundo de los muertos y de que esas presencias que pululaban por allí, eran todos muertos, succionadores y oscuros. Pero eso es una idea de una proyección mental que tuve al despertarme, cuando estaba allí sentía algo distinto, no les tenía miedo, aunque eran para mí una amenaza contra la que tenía que luchar. 
Hoy me di cuenta de algo importante, de que a veces en los ensueños soy poseida por la propia historia del ensueño y pierdo la noción de estar soñando y de morar el ensueño. Hoy me ocurrió con mi abuela. El deseo de estar a su lado, de sentirla, de quererla, de reencontrarla, fue tan intenso, que olvidé que estaba en un ensueño, hasta que no aparecieron frecuencias oscuras y volví a la conciencia del ensueño.
También me di cuenta de que en los Ensueños, es mejor ir completamente solo y ser escéptico de todo lo que aparece allí, para no perder la conciencia del ensueño. Hay que ser ebriamente independiente, porque aunque aparezca tu madre en el sueño, es una recreación o a veces es una criatura mucho más lejana que ha tomado esa forma. En el ensueño de hoy, también dudé de que mi abuela fuera mi abuela, aunque al principio me lo creí, porque deseaba inmensamente estar con mi abuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario