HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Estuve en el río muy contenta mucho rato pero luego tuve muchos líos. Ahora no estoy del todo en sintonía con la escritura. No tengo muchas ganas de hablar, anduve algo liada, tomando unas cañas con, hablé con Yos. hubo muchas conversaciones y telares que me gravitaron contra la introspección y me aflojaron en una brasa ambulante y algo impulsiva. Yo enseguida me desboco y me estreso. Algo dentro de mí, mi zona más solitaria, hermana de los árboles se me derrama y grita dentro cuando me separo del beso del fauno. Y ahora estoy así, distraida, convulsa, llena de bruma. Llevo ya unos cuántos días sola, y cuando voy adentrándome al bosque, mi soledad se hace más sensible y necesita muchos más kilómetros de bosque. Me estreso como un colibrí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario