HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He tenido un ensueño. Fue mágico y distinto. Yo fui consciente de que estaba soñando y que la escena que me rodeaba era un sueño.Y trabajé la voluntad, para detener el ruido y llegar al silencio y detener las escenas del sueño. Pero no era fácil. La historia del sueño, representaba de alguna forma los momentos en que me detuvo la policía y acabé en el manicomio. Yo trataba de no prestarle atención y ser dueña de mi sueño, pero era díficil. Durante un rato empecé a vomitar piedras para que las personas de mi alrededor desaparecieran. Bueno, yo trataba de llegar a ser dueña de mi sueño y la presión de la escenografía me hacía vomitar piedras. La escenografía se formaba una y otra vez. Cuando yo era capaz a hacer mi voluntad, como una vez, que empecé a volar y me fui de una escenografía mientras estaba volando empezó otra vez otra. Durante un rato empecé a hacer respiraciones de meditación para buscar la paz dentro del ensueño. También me puse a hacer ejercicio. La escena más extraña ocurrió cuando iba a venir la policía, una mujer acarició mi rostro, pero era una criatura perversa que me causó mucho odio y una sensación de locura, yo tuve un instinto de matarla, pero hice respiraciones y traté de buscar el amor, en mi interior buscaba el amor. Fui consciente que cuando escuchaba las palabras o me fijaba en la atmósfera de la escenografía, la escenografía empezaba a adueñarse de mí, sobretodo si escuchaba las voces de la gente, entonces trataba de no prestarles atención. Y de ejercer mi voluntad. Era un ensueño muy distinto porque yo era escéptica de todo lo que me rodeaba, sabía que era un sueño. En otros ensueños, yo sabía que estaba soñando pero creía que la atmósfera era un mundo paralelo y real. Fue un ensueño muy largo con muchas escenas que no puedo recordar todas. Sé que cuando vomité las piedras, me seguían dos personas, yo quería cambiar la escena del sueño, ellas decían ser mis padres, aunque tenían un rostro distinto, cuando a veces lograba llegar a otro sitio y que ya no estuvieran a mi alrededor... volvían a reproducirse imágenes, recuerdo una en la que empezaron a emerger sobre mí gruas y aspectos de una ciudad muy extraña, como voladora, era una imagen muy bella. En otro momento grité que se fueran todos que era mi sueño. Y se fueron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario