HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Mi cuerpo todavía recuerda el amor que sentí al tigre. En los sueños, el cuerpo, es una expansión cubista enraizada al humus, en una dimensión paralela pero mucho más esencial y profunda. Lo que se vive en el sueño, es vivido por el espiritu, en otra realidad, rizomática y etérea. Esa experiencia permanece, aunque nuestra conciencia ordinaria la haya olvidado. Cuando emprendemos una lucha en el sueño, una odisea, una cosquista, una pesadilla o lo que sea, nuestro ser más profundo, nuestro ser etéreo, conserva esa enseñanza y la acaba aplicando en la realidad ordinaria. Entre el sueño y la realidad ordinaria, hay un puente mágico donde corre el Fauno, donde lo existido es un rizoma, donde la vida es extraordinaria y donde el Presente es ayahuaska y semen de dioses. 

Mi naturaleza es metamorfa. Es psicótica. Mi psicosis, es el fuego del nagual. Desde que moré la metamorfosis de Artaud-Zaratustra en mi adolescencia. Muchos de los caminos que levanté, fueron hacia el nagual y la supervivencia de la polilla. Elegí incendiadamente ese camino. Y sacrifiqué con vehemencia el terráqueo.  A veces tomé decisiones que causarían mucho sufrimiento a mi yo humano, pero que causaban fe y fuerza, a mi yo etéreo.  Para mí eso es el aliento del Tigre.

Que hoy soñara con el tigre. Me llena de escalofríos y de fe. 

La explicación traductiva entre esa separación cuántica de las múltiples realidades, es una metáfora. La metáfora evita la locura. La metáfora, es el respeto al rizoma. La metáfora es el respeto y la humildad ante lo desconocido y lo que no sabemos. El universo es mucho más grande y profundo y complejo de lo que la noción humana puede abarcar y comprender. Vivir en el ardor ácrata de la locura y su escepticismo, es vivir con humildad abiertos hacia lo infinito. Con la fe, de abandonar la jaula del yo, de la cultura y del pellejo humano, hacia lo extraordinario y los pájaros de los otros mundos. Con el sueño de un día salir del laberinto del Fauno y del teatro y ser verdaderamente libres y cosmos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario