21 de febrero de 2021

Acá me ha vuelto la sed del rumor de las sombras de cuatro patas acuchillándome los motivos en los botines del camino que arde. Esas ganas del vino... del naufragar en la erección de la galerna. De dejar de ser coherente y cierta.... de volverme un animal.. rendirme a la pleamar y a la muerte, llorar como un chacal, como un gusano, pelear como las velas quemadas de ese barco que se hundió buscándote. Cualquier paso que se aproxime a la lógica... me agrede y me hace caer. Cualquier tribulación sobre el futuro y el amor y la llegada.. me corrompe el aire y la piel. Sólo lo animal y sanguíneo puede sostenerme.

Había logrado subir... apasionarme... al escribir a Atwa.. al desear, al resistir, al regresar a la poesía y a la canción que no podrá secarse en el desierto. Y fui a por una cerveza.. y ya empezó la policía.. a convertir la vida en una enfermedad crónica... a crearme otra vez dolor, invasión... a recordarme que la mar está lejos y que me rodean locos depresivos que si les dejó me convertirán en un felpudo de alambres y en una pisada de un muerto sobre el fango que ha disecado a las flores. 

Es triste... tener que andar con una navaja para defenderme de mi familia. Para que no me contagien contra la vida, contra mí, contra la esperanza. Sentir que para defender mi camino.. mi individualidad, mis decisiones, mi soledad, mis ideas, mi amor, mi fe, mi vida, tengo que acorazarme con un cielo en llamas y con la muerte. 

Echo de menos la noche y el fuego que pueda salvarme de mi familia. Que no me haga sentirlos sobre mis espaldas como la muerte.. con esas cuerdas atando mis pasos a sus lágrimas y a sus camposantos.. Estoy harta de esa opresión. Si su amor, está asociado al dolor y a la muerte... yo no tengo la culpa... si me poseyó, sino supe abortarlo porque tenía mi corazón y hacerlo era morir.... yo sólo quería ser aurora boreal..  desde que era niña, soñaba irme lejos, para huir de esa terrible tragedia sin fin.. pero hoy comprendo que está dentro de mis venas.. y que soy hija de las ruinas y del polvo y de las historias que siempre acaban mal.. porque es la única forma de que el actor agote todos sus papeles.

Sólo les pido que dejen en paz a Lobo Estepario y a mis vagabundos. Que no coaccionen la música que me ayuda a no morir. Que me dejen sola. Que me dejen vivir a mi manera.

Tener hijos.. puede ser un crimen.. cuando no se ama la libertad... cuando no se conoce la anarquía. Debería de castrarse al 95% de la humanidad... para proteger a los niños, para proteger a la poesía, para proteger a la vida.