19 de febrero de 2021

 Estos días me repito mucho, Fauno y la mar está en todos los sitios, Madre Muerte desde la borrasca me trajo aquí.. para conocer la libertad, para hacer la metamorfosis... no temas la incertidumbre y el infierno, no temas el dolor, ni la angustia, ni la locura. Y siento que si persigo la felicidad de mi viejo, si protejo a mi viejo.... todo irá bien. Porque Madre Muerte escribió una canción entre mi viejo y yo.. Y eso es lo único que me da un horizonte y un suelo en el que pisar. Mientras todo lo haga por el amor a mi viejo.. Fauno protegerá a toda la familia.. porque mi viejo siempre nos ha querido y protegido a todos y tiene dentro a la mar y a la hoguera.. 

Hoy mientras caminaba con Kavka por el parque de las secuoyas... sentí un llanto visceral.. respecto a mi vieja.. el llanto de mi niña perdida, sintiendo que mi vieja me había abandonado y nunca nos entendió ni supo darnos felicidad ni los cuidados.. y nos empujó a separarnos de la libertad y de la anarquía y de nuestro destino... el llanto de la ausencia del amor de mi madre... del conflicto afectivo entre nosotras, de todo ese sufrimiento. Esa sensación de un amor atascado, de un piedra en medio del corazón.. y comprendí que mi bloqueo emocional matriz, proviene del conflicto con mi madre. Cuando una mujer tiene herido el vínculo con su madre, es muy probable que sea autodestructiva.. que no se ame ni se cuide a sí misma.. que haya un sentir de odio interno, de monstruosidad, de infierno. Y me dejé llorar. Muchas veces me negaba ese llanto.. porque una parte de mí tenía una sensación de proteger a mi madre, de sostenerla, de comprenderla, de sentirme culpable también por mi zona belicosa y violenta y dura con ella.  Dejé salir sin reprimir esos sentires viscerales donde yo sentía que mi vieja había sido egoísta conmigo... y había preferido que sacrificara mi felicidad y mi libertad y apagara mi propio fuego, que no había sido esa madre que protegiera mi alma y mi anarquía y mi canción. Y lo hermoso.. es que todo esto que nacía.. ya no lo hacía desde la ira y la angustia de la Cucaracha de Kafka... sino desde el llanto.. me sentía una niña de cuatro años, llorando.. y eso liberó mi corazón, hizo que esa sombra, no me llegara como algo terrible y sombrío.. e hizo que tuviera amor hacia mí misma.. hacia mi niña perdida.. hacia mis motivos y mis ojos. Para sanar vínculos matriz.. hay que llorar.. hay que permitir que todo lo que hay en el pesa-nervios aflore sin juicios ni represión ni moral.. sólo las lágrimas son chamánicas y son capaces a hacer emerger el amor  y Alicia y a deshacer los malos entendidos de la sombra. Las lágrimas son capaces de deshacer el hielo, la ira, desbloquear todo, sanan el dolor, el miedo, la sombra, espantan a los demonios.

Me gustaría que mi vieja cumpliera su palabra y dejara de entrar en Hoguera. Para que el proceso de sanación de nuestro vínculo pueda darse. No podrá darse sino emerge la sombra. Y la sombra ha de pacerse junto a Fauno y en soledad.. para que las relaciones de la superficie puedan tener la alquimia del amor de Fauno. La sombra en las relaciones de forma vertical genera belicosidad, tristeza, la gente se pone a la defensiva y vuelve a activarse su inercia y su bucle. Ella activa mi sufrimiento cuando invade mi soledad y mi agujero del árbol. Activa el conflicto cuando no deja en paz a Lobo Estepario, cuando quiere contagiarme de la hipocondría y el vivir en el miedo e intervenir en mis decisiones y quiere dominarlas y coaccionarlas, cuando quiere separarme de los lobos y de mi monte.. cuando vuelvo a sentir desde los pródromos viscerales y el inconsciente que ella atenta contra mi destino y libertad siento crucificada y rota por dentro y llena de infiernos en mis entrañas.... cuando invade mi vida secreta de las plantas. Sanar un vínculo.. requiere de que ambas partes cambien.. de que se restablezca la confianza y el respeto al alma y a la anarquía del otro.

 Hoy descubrí que ese sufrimiento de nuestro vínculo.. también partía porque yo la culpaba de mi dolor. Para que yo pueda dejar de culparla de mi dolor.. primero he de culparla con todas mis entrañas, llorar, hacerme fuego, pistola, oscuridad, culpándola de mi dolor y dejando que eso emane, sin represión ni sombra. Si esos sentimientos en mi matriz.. se ven censurados por la moral o contrariados por otras fuerzas del ser y emociones antagónicas.. nunca se sanarán... Nunca llegaran al amor que hay debajo de ellos.. a la Alicia asustada que hay debajo anhelando volver. La sombra sólo se libera así. Llegando a lo más oscuro y abisal sin reprimir nada... y una vez que se llega ahí.. se abre la realidad cuántica y emerge el espíritu.

Para que yo sea capaz a escuchar el amor de mi madre.. a no ponerme a la defensiva, ni sentirme invadida y estresada por ella, para no cerrarme, ni aislarla de mi mundo interior.... necesito sentir que no soy invadida por ella... Yo tampoco ayudo a sanar el vínculo.. cuando actúo por la inercia del cuerpo del dolor.. por la sombra de la bruja.. Para que el amor que ambas nos sentimos, deje de estar interceptado... y emerja libre desde Alicia y el fauno... las dos tenemos que poner de nuestro lado...

Para que yo pueda cambiar la sensación del pesa-nervios... de que mi madre me causa sufrimiento y pueda ver nuestro amor de forma libre desde Fauno.. para que pueda escucharla... volver a compartir cotidianos con alegría, con el amor que en el fondo nos tenemos.. para que deje de sentir que me invade.. cuando ella también está tratando de sanar el vínculo y de amarme... necesito hacer una alquimia en la soledad, hacia la sombra. Necesito no sentirme culpable.. Necesito que mi dolor salga. Y a veces cuando emerge ese dolor, provoca dolor en el otro. Por eso no quiero que me lea. Porque si vuelve a provocarse dolor.. si ella vuelve a hacerme sentir dolor por sentir lo que siento... si vuelve a exigirme que la vea de otra manera sin darse cuenta que también la veo con amor y belleza y veo su luz.. pero que ella no deja que afloren esos sentimientos porque mientras me hace sentir culpable y me exige que la sostenga, que la ame, que la proteja, cuando en realidad lo hago..sigo sintiendo una crucifixión... también por sentir su dolor... El bloqueo afectivo seguirá. Yo sólo quiero que me dejen sola. Y mi soledad me dará el amor. Que respeten a mis felinos, a mis lobos esteparios, que no lean lo que escribo... que no me obliguen a la belicosidad y a volverme desierto y oscuridad y lejanía y antihumanidad.  que no activen el cuerpo del dolor.. porque sino perpetuarán el conflicto.