19 de febrero de 2021

 No sé qué fue a decirle a mi vieja.. y estaba suspirando y llorando, y grité, siempre levantando el valle de lágrimas.. siempre contra la vida.  Y ella dijo " a ver sino voy a poder desahogarme". El problema es cuando el dolor no se levanta en rebelión.. hacia el acto.. hacia la vida... cuando el dolor te ahoga, cuando uno se entrega al dolor, se abandona al dolor, y con el dolor mata las flores, mata la vida, cierra los caminos, ahoga las canciones.. perpetua el dolor. Yo conozco profundamente el dolor.. he conocido el dolor que empuja al suicidio.. a la locura, he conocido la destrucción psíquica de la esquizofrenia provocada por la psiquiatría.. he vivido la depresión que me provocó las drogas médicas... he pasado épocas donde no era capaz ni a escribir ni a hablar. Y salí de ellas. Y para mí, que soy delirantemente empática a las vibraciones y energías del ambiente... me llega como algo agresivo el dolor depresivo de los demás.. porque el dolor emite frecuencias densas que yo absorbo y hace que lo sienta dentro de mí.. y lo siento como una cuchillada contra mi corazón, por eso no soy empática a mi madre... porque su dolor me provoca dolor y para defenderme contra mi propio dolor uso la furia. Yo consuelo mi dolor escribiendo y empujándome al acto, a Tigre, a Lobo Estepario.. buscando una puta salida. Incluso cuando no la encontraba.. tomé estramonio para que la planta me mostrara el camino o sino me matara.