22 de febrero de 2021

 Últimamente siento una furia... que antes estaba dormida. Hoy cuando estaba en la tienda, llegué un segundo antes que una mujer lo que pasa que yo me puse en otro lado de la cola.. y tuve que contenerme mucho cuando pasó delante de mí, para no gritarla. Y me dije " respira, acéchate, no tienes prisa, no dejes que te desborde lo visceral, sostén la nada". Hay en mí una sensación de que me quieren someter, de que quieren que agache la cabeza, de que quieren hacerme claudicar, de que quieren matar a los lobos y a lo salvaje... de que quieren destruir mi espíritu y mi libertad.. que me hace sentir fuego por las venas. Un fuego que antes estaba dormido... porque yo pasaba de todo y era autista del universo humano.. y sólo me dedicaba a la naturaleza y a escribir. Hay en mí, esa sensación de la venganza de Tigre.. que trato de transmutar en la canción de Madre Muerte. Y también cuando la vecina me escribió un sms.. que no me gustó... tuve que contenerme mucho para no atacar y no echar más dinamita de la que eché el otro día. Sé que en mi pasado cuando explotó tigre... fue chamánico.. pero ahora esa explosión pone en peligro a Alicia. Ahora el juego que trajo la Huesera... es el acecho. Es sostenerme en el amor de la nada. Es poner en práctica lo que me enseñó la mar, aunque ahora esté lejos la mar, para hacerla indestructible, para que siempre esté dentro de la mar.

También el otro día que me habló una amiga.. sentí mucha furia dentro.. cuando me contaba sus historias, aturullándome la cabeza con esas telenovelas amatorias y trágicas. Y ya no era la mareva que la era, ya no era la consejera que me implicaba en su teatro y lo escuchaba  ni la que dejaba mi hombro para que se apoyara en mí, ni la que sostenía sus emociones y le daba comprensión y mis oídos. Y lo único que dije "sólo tú tendrás la respuesta en tu corazón y en tu soledad..  las emociones están llenas de contradicciones y oposiciones y fuerzas múltiples y antagónicas que hacen bucles y te pueden meter en un laberinto... conecta con tu corazón y sabrás lo que es correcto y lo que es importante"  Mientras la escuchaba había en mi pesa-nervios rabia.

Mis putas telenovelas... se las cuento a la escritura y trato de trascenderlas, trascender el 3D y empujarlo todo a la soledad y al silencio del bosque.  Cuando las personas, desbordan su pesa-nervios al exterior, cuando se sostienen en otras personas y en la superficie y desbordan sus vivencias y pensamientos y emociones al exterior, pierden su fuerza interna porque a parte de usar el ego social, están debilitando su alma. Sin soledad no hay fuerza, no hay conciencia. Y las relaciones sociales pueden convertirse en una peligrosa droga contra el espíritu y destruir la conciencia y la libertad. La gente muchas veces busca en las relaciones saciar el hambre y el agujero y el miedo a la nada y a la incertidumbre, que sólo sacia y libera Madre Muerte. Sólo la soledad ofrece el camino y el conocimiento y la barricada.

La mareva que fui alguna vez ya no está. Aunque no me gusta.. ese sensación de rabia... esa misantropía y frío sepulcral... tengo miedo a congelar mi corazón, a perder mi inocencia, a dejar de reír, a dejar de amar... y de sentir una mano amiga y un canto. Tengo temor a esa mirada que se clava en la sombra y hace que mis heridas sean vanidosas. Aunque entiendo que éste proceso del adagio de lo subterráneo... es parte del proceso de sanación del amor de Fauno.