20 de febrero de 2021

 Hoy tenido una discusión catártica con el vecino. Me hace bien sacar la mala ostia, y permitirme ser inapropiada..  Me hace bien dejar morir a esa mía amante y protectora e idealista que sólo quiere pensar bien y ver la belleza de los otros y en su bondad me vuelve idiota y autista y ciega. Me libera sacar mi ojo paranoide y su fuego. Me libera ponerme en mí.. y sacarme del mí que se pone hacia el amor de los otros y me abandona en las nubes indigentes y opta ese rol de niña perdida y masajeadora de la lluvia y de la hojarasca. Me sana.. expresar mi fuego. Defender mi fuego.  E ir de frente junto al gallo rojo. Me sentí otra vez viva. Cuando le dije algo así, sabéis que esa sombra es verdad, no me vendas la moto, no me cuentes cuentos, cuéntaselos a tu soledad y a tu conciencia, dentro de ti sabes que esa sombra  os motivaba, la verdad es inevitable aunque duela y sea sucia.. y no cambiará porque trates de que yo no la vea, las personas tienen una parte mezquina y oscura y egoísta y no cambiará porque cuentes cuentos al exterior para que no la vean.. Sólo haciendo conciencia de ella en soledad se puede trascender y evolucionar. Y yo no niego la parte bella que os veo, y no niego que en algunas partes de las que me cuentas pueda ser cierta tu versión y equivocada mi mirada, las personas somos complejas, somos luces y sombras, somos pájaros y gusanos, somos basura y flores, pero no quieras hacerme gilipollas que también veo la mierda.... Y en algún momento también hablé de forma más barriobajera y punki. Y le corté...y fui agresiva.