Ardidos

8 de abril de 2021

 Hoy me divertí con mi compa.. me reí.. y disfruté de su descaro y sus risas tan estrepitósosas y su hablar fuerte de sexo entre mujeres y espantando los buenos modales de la paz burguesa. Y al llegar.. lo amé tanto a él. Sentí tantos deseos de hablar y hablar y fundirme hasta que las palabras sean águilas de humo y hachís. Hasta que me detenga el gemido y la venganza de la eternidad. Hasta que se muera el capitalismo.  Sentía tantos libros que quemar a su lado. Tantos silencios que dormir en su fuego para encender la oceanada.  Cuando alguien se me mete donde el poema no puede llegar... ya no me responsabilizo de mis actos. Y ahora él dice algo otra vez.